miércoles, 11 de abril de 2012

Con esto no contábamos, no es tan fácil.

Cierto, no contábamos, esperábamos que fuese más fácil. Volvemos a tener la deuda en niveles difíciles de sostener, la bolsa por los suelos, al presidente del BCE pidiendo más reformas, a la comisión europea también... Todo suena igual que hace unos meses con el final del anterior gobierno.
La pregunta es ¿tan pronto? ¿por qué? ¿no se estarán pasando Europa y los inversores?

Repasemos. Lo que ha hecho hasta ahora este gobierno es lo que se esperaba: recortar gasto, subir impuestos, congelar salarios, apretar con la reforma laboral. Todo bien, siguiendo el guión previsto/impuesto, incluso han hecho cosas que previamente se negaban como subir los impuestos. (Por cierto, debemos poner en evidencia al gobierno, pero no hemos nacido ayer, no es ninguna sorpresa).
La razón real de los meses en que los niveles de deuda se relajaron fue que el BCE estuvo apoyando a los nuevos gobiernos italiano y español. Y lo dejó estar así, ...y nos creímos que ya estaba todo encauzado, que era fácil mantenerlo. Sin embargo, reconozcamos varias cosas:

1- sólo hemos hecho recortes y subidas de impuestos de brocha gorda. Buscando cifras visibles, de ahorro puntual, no recurrente. Vamos a lo fácil, no se entra en la eficiencia real de la administración (el tema autonómico entre otros).
2- solamente hicimos una medida de estímulo económico real como es el plan de pago a proveedores
3- retrasamos los presupuestos por un tema meramente electoral
4- el resultado de las elecciones andaluzas no fue el esperado por el partido del gobierno ni por Europa. Y ha sino punto de inflexión en nuestra imagen hacia afuera.
5- la oposición dado el resultado en Andalucía está muy animada a dar guerra e intensificar al máximo la labor de desgaste del gobierno.
6- varias autonomías se desmarcan de la línea diseñada por el gobierno para redirigir la situación
7- se acelera la reconversión del sector financiero. Pero tampoco la hemos terminado.

Si hacemos balance y nos ponemos en la piel de un inversor, de Mario Draghi, o de Merkel estamos como siempre: El gobierno pensando en temas electorales, la oposición destruyendo porque ese es su supuesto papel, los nacionalistas hablando de su libro, las comunidades autónomas pensando en su pequeña parcela, los sindicatos haciendo huelga para negociar después de tres años sin sacar un acuerdo y lanzando mensajes a europa de que la sociedad no apoya las reformas...
Podríamos intercambiar el presidente actual por el anterior y todo esto sería igual. Eso es lo que ve Europa y los inversores

Para qué seguir. Esto desde fuera parece una feria, no un país concienciado de su problema. Y resumo el problema: no tenemos dinero para sostener el sistema. Necesitamos que nos presten y no tenemos credibilidad, parecemos una grecia en potencia.

Por tanto necesitamos cosas que en España son bastante utópicas:
- que el gobierno gobierne pensando en el largo plazo aunque le cueste las próximas elecciones
- que la oposición deje de destruir y colabore con el gobierno, aunque le cueste las próximas elecciones
- que los nacionalistas se dejen de cosas que no importan en comparación con los problemas que tiene el país por ejemplo en mantener la sanidad,  aunque les cueste las próximas elecciones
- que los sindicatos se hagan un autoanálisis y pongan los pies en la tierra... A lo mejor así consiguen el apoyo popular que ahora no tienen

Que todos tomemos conciencia de nuestra situación real, que no nos podemos permitir seguir como siempre y que nos alineemos para salir de esta situación crítica sin que tengamos que hacerlo por la vía griega, es decir, sin que nos arruinemos y perdamos todo nuestro prestigio como país para las próximas generaciones.

No contábamos con esto porque aún estamos tomando total conciencia de nuestro problema (yo tengo mis dudas viendo a algunos)

No nos queda otra alternativa: seamos (y parezcamos) un país serio. Dejémonos de ferias. Entonces podremos ser optimistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario